Archivos de la categoría biologia

ANIMALES

ANIMALES

INTRODUCCION

Durante milenios el hombre y los animales han coexistido sobre el planeta. Quizá en un principio el hombre tenia conciencia de que los animales cumplen una función que tiene como finalidad la conservación del ecosistema. Incluso, hoy día existen grupos humanos que tradicionalmente se han integrado espiritualmente con los animales.

Lamentablemente, esa no ha sido la generalidad, sino más bien unos pocos casos. Inicialmente, basado en la necesidad de satisfacer sus necesidades proteicas, el hombre se dio a la tarea de consumir la carne de los animales. A medida que los grupos humanos crecían, la matanza de los animales se incrementó, colocándolos en una situación que empezó a amenazar su existencia.

Luego, parece que la sensación de quitar la vida a un ser vivo empezó a ser algo excitante por lo que apareció el concepto de la caza deportiva. Esta actividad llegó a ser practicada de forma indiscriminada y fue la culpable de la desaparición de algunas especies animales y la reducción alarmante de otras (un caso muy conocido es el de los búfalos americanos).

Otro tema, es que parece que la piel del ser humano resultó ser muy delicada y sensible al medio ambiente y la piel de los animales se constituyó en la protección más apropiada. Como consecuencia de este descubrimiento, cientos de miles de animales tuvieron que ceder sus pieles a expensas de sus propias vidas.

Otro factor que amenaza la existencia de muchos animales es la deforestación que ha acabado con millones de hectáreas de bosques, los cuales son de hecho el hábitat de los animales, por lo que han quedado sin hogar y expuestos a morir.

Ante estos factores que hemos expuesto, se ha llegado a calcular que existen unas 700 especies animales que ya están al borde de la desaparición y otras 2300 especies que cuya existencia se encuentra seriamente comprometida.

En confines internacionales se han elaborado acuerdos que tratan de proteger a los animales, terrestres y marinos, pero los resultados no han sido los esperados. Inclusive las multas establecidas para tratar de protegerlos son ridículas en comparación de los beneficios que obtienen quienes violan los acuerdos.

Por estas razones, se hace necesario levantar un nivel de conciencia que nos permita percatarnos de la necesidad de proteger a los animales, no sólo para beneficio de ellos sino también para nuestro propio beneficio.

En esta sección trataremos de ilustrar la vida de los animales, los beneficios que nos aportan y como podemos contribuir a su conservación.

LOS TEJIDOS

LA CELULA

INTRODUCCION

Todos los seres vivos (animales y plantas) están conformados por un conjunto de unidades mínimas conocidas como células.

La célula es considerada como la unidad fundamental tanto estructural como de funcionamiento en los seres vivos. Es decir, la célula es la mínima parte en que se puede dividir a un organismo y es la entidad más pequeña que reúne el conjunto de propiedades que se pueden asociar con la materia viviente. Dicho de otra manera, la célula tiene la capacidad de nutrirse, de aprovechar substancias extrañas y de transformarlas realizando la síntesis de su propio citoplasma, además es capaz de reproducirse para asegurar la supervivencia de la especie.

Como ya hemos dicho que todos los seres vivos están compuestos por células, hay que tener cuidado cuando hablamos de los organismos acelulares, ya que este término no significa que los mencionados organismos no tengan células. Más bien, indica que los mismos están conformados por una sola célula, por lo que también se les conoce por organismos unicelulares. En ellos, toda la materia viva (protoplasma) se encuentra dentro de una única membrana plasmática.

Según la teoría celular, los cuerpos de los vegetales y de los animales están constituidos por células. Por lo general, cada una de las células debe estar constituida por un núcleo y una membrana plasmática que la rodea. Sin embargo, existe el caso de entes celulares que no cumplen esta regla, como es el caso de los glóbulos rojos que pierden su núcleo durante su maduración y, en el lado opuesto, se puede citar a las células de los músculos estriados que pueden presentar varios núcleos.

Si una célula se encuentra en un medio favorable, empezará a crecer hasta dividirse en dos células, dándose así un proceso de reproducción asexual.. Las células vegetales logran esto con relativa facilidad, ya que este proceso es más difícil cuando se les compara con las células animales. Es preciso insistir en que sólo es posible que aparezcan nuevas células por medio de la división de las células ya existentes.

No existe una forma definida para las células por lo que se presentan en una gran variedad de tamaños, colores y estructuras. Sin embargo, presentan una serie de características que son comunes a todas las células como lo es la presencia de núcleo y de órganos subcelulares, tales como: mitocondrias, retículos endoplasmáticos (granulosos y lisos) y complejo de golgi.

Según su grado de complejidad se ha dividido a las células en dos grandes grupos. El primero es el de las células procariotas que se caracterizan por carecer de envoltura nuclear y de un sistema membranoso en el citoplasma, además de realizar sus procesos metabólicos a través de procesos enzimáticos. El otro grupo es el de las células eucariotas que poseen envoltura nuclear y un complejo sistema membranoso que delimita los orgánulos en el citoplasma.

Entre los científicos que han hecho importantes aportes en el estudio de las células podemos citar a Matthias Schleider y Theodor Schwann (uno botánico y el otro zoólogo respectivamente) quienes formularon la teoría celular en 1855 y a August Weimann quien dedujo en 1880 que las células sólo pueden provenir de otras células.
 

LA CELULA

LA CELULA

INTRODUCCION

Todos los seres vivos (animales y plantas) están conformados por un conjunto de unidades mínimas conocidas como células.

La célula es considerada como la unidad fundamental tanto estructural como de funcionamiento en los seres vivos. Es decir, la célula es la mínima parte en que se puede dividir a un organismo y es la entidad más pequeña que reúne el conjunto de propiedades que se pueden asociar con la materia viviente. Dicho de otra manera, la célula tiene la capacidad de nutrirse, de aprovechar substancias extrañas y de transformarlas realizando la síntesis de su propio citoplasma, además es capaz de reproducirse para asegurar la supervivencia de la especie.

Como ya hemos dicho que todos los seres vivos están compuestos por células, hay que tener cuidado cuando hablamos de los organismos acelulares, ya que este término no significa que los mencionados organismos no tengan células. Más bien, indica que los mismos están conformados por una sola célula, por lo que también se les conoce por organismos unicelulares. En ellos, toda la materia viva (protoplasma) se encuentra dentro de una única membrana plasmática.

Según la teoría celular, los cuerpos de los vegetales y de los animales están constituidos por células. Por lo general, cada una de las células debe estar constituida por un núcleo y una membrana plasmática que la rodea. Sin embargo, existe el caso de entes celulares que no cumplen esta regla, como es el caso de los glóbulos rojos que pierden su núcleo durante su maduración y, en el lado opuesto, se puede citar a las células de los músculos estriados que pueden presentar varios núcleos.

Si una célula se encuentra en un medio favorable, empezará a crecer hasta dividirse en dos células, dándose así un proceso de reproducción asexual.. Las células vegetales logran esto con relativa facilidad, ya que este proceso es más difícil cuando se les compara con las células animales. Es preciso insistir en que sólo es posible que aparezcan nuevas células por medio de la división de las células ya existentes.

No existe una forma definida para las células por lo que se presentan en una gran variedad de tamaños, colores y estructuras. Sin embargo, presentan una serie de características que son comunes a todas las células como lo es la presencia de núcleo y de órganos subcelulares, tales como: mitocondrias, retículos endoplasmáticos (granulosos y lisos) y complejo de golgi.

Según su grado de complejidad se ha dividido a las células en dos grandes grupos. El primero es el de las células procariotas que se caracterizan por carecer de envoltura nuclear y de un sistema membranoso en el citoplasma, además de realizar sus procesos metabólicos a través de procesos enzimáticos. El otro grupo es el de las células eucariotas que poseen envoltura nuclear y un complejo sistema membranoso que delimita los orgánulos en el citoplasma.

Entre los científicos que han hecho importantes aportes en el estudio de las células podemos citar a Matthias Schleider y Theodor Schwann (uno botánico y el otro zoólogo respectivamente) quienes formularon la teoría celular en 1855 y a August Weimann quien dedujo en 1880 que las células sólo pueden provenir de otras células.