Galletas

POSTRES

GALLETAS

La galleta (del francés galette) es un pastel horneado, hecho con una pasta a base de harina, mantequilla, azúcar y huevos.

Además de los indicados como básicos, las galletas pueden incorporar otros ingredientes que hacen que la variedad sea muy grande. Pueden ser saladas o dulces, simples o rellenas, o con diferentes agregados (como frutos secos, chocolate, mermelada y otros).

Existen varias tipos de galletas según su forma de preparación o según sus ingredientes, por ejemplo:

* Oblea: galleta larga blanda con diferentes capas de relleno, también llamada wafer.

* Galletones: una galleta grande individual, generalmente con valor nutritivo agregado.

* Pretzel o lacito: tipo de galleta con una forma particular.

* Galleta de la fortuna: cierto tipo de galleta que se puede adquirir en restaurantes orientales, que contiene un mensaje de fortuna.

Galletas de Limón


Ingredientes

  • 250 gramos de harina.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 1/2 limón.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 3 cucharadas de leche.
  • 1 huevo.
  • 10 gramos de levadura.

En un recipiente se mezcla bien el azúcar con el huevo, se añaden tres cucharadas de leche y la mantequilla previamente derretida. Se trabaja bien la pasta y se va añadiendo poco a poco la harina mezclada con la levadura, sin parar de trabajarla, y el zumo del medio limón. Se amasa muy bien, hasta que quede fina y estén todos los ingredientes perfectamente unidos. Se estria con el rodillo, procurando que quede bien fina, y se corta en reondeles con ayuda de un vaso de vino o molde redondo; se decoran con una almendra pelada en el centro. Se colocan en bandeja engrasada, procurando que no queden muy juntas, y se meten al horno bien caliente durante diez o quince minutos.

Galletas de Mantequilla


Ingredientes

  • 500 g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente.
  • 1 1/4 taza de azúcar.
  • 1 cucharada de jugo de limón.
  • 4 1/2 tazas de harina.

MODO DE PREPARARLAS

Mezcla la mantequilla y el azúcar en la batidora a velocidad media hasta que obtengas una masa suave y uniforme. Añade el jugo de limón, la harina y la sal. Sigue mezclando hasta que la masa esté suave. Envuélvela en papel de plástico y refrigérala durante media hora para ponga firme la mezcla anterior. Saca la masa de la nevera y extiéndela con un rodillo hasta que el grosor alcance aproximadamente medio centímetro. Corta las galletas con los moldes, colócalas en la bandeja de hornear y mételas nuevamente en la nevera hasta que estén muy frías y firmes. Precalienta el horno a 350 º. Hornea las galletas durante 20 minutos o hasta que estén doradas. Déjalas enfriar bien sobre una rejilla antes de decorarlas. Los moldes para galletas son los grandes aliados a la hora de preparar galletas de mantequilla. Puedes decorarlas con glaseado o simplemente adornar sus bordes con clara de huevo y azúcar de colores.

Glaseado para decorar

  • 2 claras de huevo.
  • 4 tazas de azúcar pulverizada.
  • 3 cucharadas de jugo de limón.
  • colorantes de alimentos.

Bate las claras de huevo a punto de nieve. Baja la velocidad y agrega poco a poco el azúcar pulverizada sin dejar de batir. Ahora aumenta la velocidad y sigue batiendo hasta que la mezcla esté brillante y firme. Reservar una taza de este glaseado para utilizarla en los detalles. Al restante puedes agregarle dos o tres cucharadas de jugo de limón. Comienza con sólo dos y ve aumentando hasta que veas que logras la consistencia deseada. Se trata de diluir la mezcla, pero no pongas demasiado, pues no debe quedar tan líquida. Una vez que tenga la consistencia deseada, divide la mezcla en tantas partes como colores quieras y tiñe las porciones con los colorantes comestibles. Cuando las galletas estén frías, colócalas sobre una rejilla para decorar. Báñalas una a una hasta cubrirlas de tu color favorito. Después, puedes utilizar el glaseado que reservaste si quieres añadir otros detalles o simplemente espolvorear azúcar de colores. Déjalas reposar minimo 12 horas para que sequen bien. En vista de que este glaseado lleva huevo crudo, es recomendable consumirlas de inmediato y no guardarlas durante varios días.

Otra forma de decorar

Si deseas decorarlas de otra manera, puedes aplicar clara de huevo en los bordes con un pincel y luego espolvorearlas con azúcar blanca o de colores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *